Los polos opuestos se atraen

Siempre he oído eso de: los polos opuestos se atraen. Indiscutible si nos referimos a los campos magnéticos, pura física. Pero si lo extrapolamos al tema de las relaciones humanas; de las parejas, la cosa cambia. Tal afirmación se pone en cuestión. Dicen que las parejas con gustos parecidos suelen perdurar en el tiempo. No sé. He leído todo tipo de opiniones y supongo que, como todo lo que concierne al ser humano y su forma de interactuar con otros, cada uno cuenta la cosa como le va.

Muchas veces nos sentimos atraídos por alguien completamente diferente a nosotros. Como se dice por aquí: que no nos pega ni con cola. Varios estudios determinan que una vez pasado el tiempo de “novedad” en el que esas diferencias dejan de captar nuestra atención, comienzan a “chirriarnos”, lo que desencadena en falta de entendimiento y en la ruptura.

Reconozco que todo empieza con atracción física, pero tan rápido como llega se puede acabar en cuanto el personaje en cuestión abre la boca o recibes su primer mensaje.

Seamos sinceros, al principio, seamos diferentes o no, todo nos parece maravilloso. No hay defectos, y si los hay los vemos como dice la canción: your perfect imperfections. Pero con el tiempo la cosa cambia y es ahí cuando hay que amoldarse uno al otro.

wpid-1257198857328_f.jpgYo desde mi experiencia afirmo que sí. Que los polos opuesto se atraen y que si se empeñan, pasado el tiempo pueden seguir haciéndolo. Mi marido y yo somos así: Yo matutina, él nocturno; prefiero levantarme a las cinco para hacer algo a acostarme a las tres para terminarlo como es su caso. Soy muy ordenada, lo necesito todo bajo control; en cambio él, deja las cosas en cualquier sitio y cuando las busca no las encuentra. Pero después de diez años dura porque a pesar de nuestras diferencias, nos une un vínculo de intereses comunes y objetivos similares, aunque tengamos diferentes hobbies o grupo de amigos. Ser diferentes es bueno. Esas diferencias son las que alimentan la química, que es la base de la atracción.

Aunque en ocasiones no tenemos la misma forma de ver las cosas, intentamos ser tolerante el uno con el otro porque aprender de los que te rodean te enriquece como persona, además de hacer la relación equilibrada.

Aún así, cada uno puede opinar lo que quiera. Alguna vez la relación con alguien opuesto le habrá ido bien y habrá sucedido lo mismo con alguien similar. Supongo que dependerá de las dos personas, las circunstancias, mil cosas… Por suerte o por desgracia no hay fórmula matemática que asegure el éxito. Así que solo nos queda probar.

Consejo 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s